¿Es un robot una obra de arte? La obra del diseñador Ricky Ma se parece bastante a una creación o, quizás, a una criatura. En declaraciones a Reuters, este hombre oriundo de Hong Kong declaró: “Veía Transformers, dibujos animados de robots que luchan entre sí. “Ya cuando crecí, quería construir uno [robot]”. O una robotina, mejor dicho, recreando a la bella Scarlett Johanson.

El 80% de las piezas de la falsa Scarlett fueron moldeadas por una impresora 3D. Tiene piel de silicona pintada en color natural para que se vea realista y tiene la capacidad de mover los ojos, las piernas, las manos y ¡los músculos faciales! El trabajo le llevó un año y medio y 50 mil dólares de inversión.

Tan espeluznante es la situación que cuando el creador la llama “guapa”, ella está programada para sonreír y dar las gracias. Algo que las mujeres rechazamos con campañas como “No al acoso callejero”, en la semana del mismo.

Aquí pueden ver el trabajo y la reacción de la robot. El creador aseguró que quiere escribir un libro sobre su experiencia para ayudar a otros entusiastas. Dicen que, en el futuro, los humanoides y robots generarán la pérdida de 5 millones de empleos en los próximos cinco años. Pero quizás, generen otros 5 millones extras. 

 

Scarlettcomparada