Así como existe la lamparita milenaria, existe el auto con más kilómetros del mundo. El Volvo P1800, un auto de la década del 60 que lleva contabilizados casi 5 millones en su contador. No es el único auto robusto que ha sobrevivido a los embates del tiempo pero es el ejemplo de que la obsolescencia, también está más que presente en la industria automotora.

El concepto de “durabilidad programada” aplica de lleno a este sector. Sabemos, en todo el mundo, que a los autos hay que hacerles controles cada determinada cantidad de kilómetros. Es precisamente ese número el que fue cambiando con el correr de los años. Porque los autos, estaban hechos para durar mucho más.

Créditos: Durante 2015 realizamos un ciclo de cortos pensando la corta vida de la tecnología. Gracias a un concurso del FOMECA y junto con el equipo de profesionales la Cooperativa el Farol, hicimos posible Tecnología Invisible, que tuve el gusto de escribir y conducir, con la dirección de Pablo García. Compartiremos cada uno de los 10 videos, de producción original, contando la historia aquí y en nuestro canal de Youtube.