Un nuevo capítulo del ciclo Tecnología Invisible en donde desarrollamos la historia de la obsolescencia programada de los productos y servicios que usamos todos los días.

“No vale la pena arreglarla” es una de las frases más repetidas de los técnicos cuando asisten a nuestro hogar, ven la heladera, lavarropas o máquina en cuestión y hablan de una crónica de una muerte anunciada.

En los electrodomésticos, la obsolescencia programada es clara y tan poco tiene de mito esto que en Francia se sancionó la Ley de Transición Energética con multas de hasta 300.000 euros y penas de cárcel a los fabricantes que programen la muerte de sus productos. Para argumentar esto, se encargó un estudio en el que el Centro Europeo del Consumidor recopila muestras que lo confirman. Veamos.

 

Créditos: Durante 2015 realizamos un ciclo de cortos pensando la corta vida de la tecnología. Gracias a un concurso del FOMECA y junto con el equipo de profesionales la Cooperativa el Farol, hicimos posible Tecnología Invisible, que tuve el gusto de escribir y conducir, con la dirección de Pablo García. Compartiremos cada uno de los 10 videos, de producción original, contando la historia aquí y en nuestro canal de Youtube.