Las noticias falsas son tan viejas como la escarapela. ¿El diario de Yrigoyen podría calificarse de tal? Seguramente no, ni tampoco la representación de Orson Welles porque, las fake news, no se presentan como tal. En primer lugar, el diario de Yrigoyen es una leyenda, nunca existió, siempre fue incomprobable a pesar de que al día de hoy, se lo siga citando como algo real.  Sí se puede aseverar que fue una noticia falsa inventada por los golpistas del año 30 para derrocar al presidente.

Pasaron casi 100 años desde entonces y este halo de mentiras sigue perdurando con mucha más fuerza y formatos. Hoy, los gigantes tecnológicos como Google y Facebook se muestra preocupados por este mal innecesario y algunas operaciones salen a la luz. Hoy hablaremos de Trump.

El Presidente de los Estados Unidos justificó, el sábado pasado, su política de restricción de entrada de ciudadanos musulmanes citando un atentado yihadista en Suecia. “Suecia ¿quién lo iba a creer?“, dijo al indicar  uno de los países más seguros del mundo también tiene problemas con el terrorismo.

Las redes tomaron protagonismo de la mano del ex primer ministro Sueco, Carlo Bildt y su tuit: “¿Suecia? ¿Un ataque terrorista? ¿Qué se fumó?“.

Finalmente, Trump salí a aclarar que se lo había visto por TV. La Cadena Fox había emitido un informe sobre supuestos problemas de inseguridad relacionados con la inmigración en Suecia. Pero no había sido una noticia falsa como titularon la mayoría de los medios. El que deliró, fue justamente Trump.

Finalmente, la Casa Blanca aseguró que Trump estaba hablando sobre la criminalidad e incidentes en general en Suecia, y que no  se había referido a un atentado. La fake news, fue él y aquí, las repercusiones en Memes con el hashtag # y .