En la jornada de ayer Grupo Telecom celebró el día del periodista con una propuesta diferente. Como parte de un programa llamado Programa Redacciones 4G con talleres y debates sobre el nuevo escenario de los medios decidieron ir por más. Luego de una búsqueda en conjunto con la Asociación de entidades periodísticas argentina (Adepa), invitaron a  para dar una charla sobre el futuro del periodismo, en conjunto con Ricardo Roa de Diario Clarín y José del Río de La Nación, como parte de la jornada de innovación, tecnología y periodismo.

Andrew Phelps es director de Producto en “The New York Times” y fue uno de los autores del equipo del Innovation Report del diario, una radiografía que todos los años indica el estado de la cuestión del diario, sus propuestas, evolución de los formatos, lectores, etcétera.

Una de las partes más interesantes (que lo fueron todas) de su charla fue cuando contó lo sucedido cuando años atrás BuzzFeed filtró el famoso informe “Innovation Report” (de uso interno) donde comentaba las dificultades del diario con respecto a la nueva era digital y cómo dieron vuelta la situación publicando el informe y convirtiéndolo en viral.

Lo interesante del repaso fue visualizar cómo, en poco tiempo, cambió la manera de exponer las noticias. De ser la tapa del diario de papel lo único que cualquiera tenía para informarse a la home de Internet el nuevo escenario. Aunque rápidamente la página de inicio también pase a ser parte del pasado a causa de la interacción de noticias que se da en las redes sociales a partir de los teléfonos móviles. Como los números mandan, estos impresionantes gráficos indican que del 2011 en adelante los celulares fueron subiendo en page views hasta superar los 300 millones en paralelo al descenso de la homepage y bajó a 80 millones. El 60% de los lectores del New York Times proviene, hoy, de dispositivos móviles.

También mostró cómo la aparición del Apple Watch los hizo descubrir noticias de una sola frase y de qué manera fueron cambiando las maneras de “contar” las noticias.

“La industria periodística se pasó años diciéndole a la gente que las noticias son gratis, pero el público entiende que el periodismo de calidad es caro y está dispuesto a pagar”, afirmó mostrando cómo resolvieron crear un “muro de pago” y generar un sistema flexible de suscripción digital.

Algo que mejoró con la llegada de Donald Trump al gobierno norteamericano cuando su cantidad de suscriptores se dispararon hasta redondear los 3 millones, teniendo en cuenta otros productos como crucigramas digitales, pero que planean escalarlas hasta los 10. Entre los meses de enero y marzo de 2017, el diario ganó un total de 308.000 suscriptores digitales, lo que eleva la cifra total a 1.916.000 del producto periodístico.

Phelps habló del cambio, de la importancia del contenido y de la redacción digital, la más grande que el diario haya tenido hasta el momento. A diferencia del mundo, y de Argentina, que achica contenido, planta y calidad, el New York Times apuesta por lo contrario. De hecho, en el informe a principio de este año, deja en claro que “Internet es brutal con la mediocridad” y que durante los últimos años la redacción del Times sumó a unos 70 nuevos profesionales por año. Según el informe, “este ritmo debe acelerarse, aunque eso suponga aumentar la necesidad de renovación de la redacción dada la realidad presupuestaria”. El grupo 2020 considera que ésta es una de las recomendaciones más importantes.

La nueva redacción del New York Times, la más grande que hayan tenido: 1300 empleados.

Así es el esquema actual del periódico, enfocado en el lector.

Predicciones y objetivos hasta el 2025.

La charla dejó muchos más conceptos interesantes, que de todos modos, están disponibles en las publicaciones de Innovación que el mismo medio genera año a año.

“No hacer nada o ser tímidos al imaginar el futuro es quedarse atrás” fue la conclusión final de la charla, que dejó mucho por pensar y por hacer. Que el periodismo está muerto no es cierto, pero que las viejas formas de hacerlo están en crisis, si.