Si algo se destaca del nuevo Xperia XA1 es su cámara teniendo en cuenta la relación precio calidad. Y por allí empezaremos este relato. A diferencia de su competencia sigue apostando por la cantidad de megapixeles y mal no le va. Tiene 23 megapixeles con autofoco híbrido, apertura f/2.0 y es muy veloz en el momento de tomar fotos ya que demora menos de un segundo. Su sensibilidad es ISO6400 y se puede ajustar en modo manual, así como también la exposición. En modo nocturno tiene las mismas dificultades que cualquier cámara de celular: si el ambiente no está bien iluminado el ruido aparecerá. Por eso, a lo largo de este artículo, verán un compendio de imágenes tomadas en diferentes circunstancias. Y un gusto: un video stop motion (realizado con un programa externo y no en celular) con fotos sacadas por la noche mientras hacíamos un gran guiso de lentejas.

En ese caso, usamos la otra opción es su “modo automático superior”, que aunque no ofrece demasiados chiches, tiene opciones divertidas como efectos especiales de realidad aumentada (la posibilidad de meter personajes en las fotos), efectos creativos para intervenir las fotos, fotos sonoras, panorámicas y Timeshift burst que es un modo ráfaga para tomar muchas fotografías por segundo.

Fotografía sin efecto

La que mejor rendimiento tiene, sin embargo, es la cámara frontal es de 8 megapixeles y su lente gran angular, que le hace justicia a las selfies, ayudado con una apertura f/2.0.

selfie 8 megapíxeles

Otro de los puntos fuertes de Sony tiene que ser el sonido. Y sí, con auriculares es excelente. Cuando no se dispone de ellos, el parlante inferior incorporado -que puede ser ajustado a través de opciones de ecualización- suena bastante bien también.

A diferencia de las ya establecidas phablets, este celular sigue la línea de una pantalla de 5 pulgadas con resolución HD, tamaño que facilita su manipulación.

Su procesador es MediaTek Helio P20 de ocho núcleos. Tiene 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno con posibilidad de expandir hasta 256 GB a través de una MicroSD. Esta mezcla de procesador y memoria RAM hace que el equipo se mueva con agilidad y que se pueda soportar tranquilamente la multitarea.

Además, al tener Android 7.0 (Nougat) tiene muchas buenas nuevas, entre ellas, dejar de ejecutar aplicaciones en segundo plano o borrar las permitidas.

La batería es de 2300 mAh y si bien esto indica que seguramente no llegue al final del día, siempre nos salva el modo STAMINA de Sony, para extender su duración muchísimo más tiempo. En todo caso, el plan B será cargarlo y para eso contamos con la carga rápida Pump Express 2.0. Es decir,  se carga el total del teléfono en poco más de una hora, y la mitad, en los primeros 20 minutos.

fotografía con efecto contraste

Lógicamente tiene 4G, Wi-Fi, GPS, Bluetooth 4.2 y su slot para cargar es USB-C. Es un teléfono gama media pero con condimentos de gama alta. A diferencia de sus versiones anteriores, este modelo es de metal y por lo tanto más delicado. Viene en colores preciosos si es que están disponibles en el país pero son blanco, negro, rosa y dorado. Tiene NFC pero no cuenta con lector de huellas dactilares.

Su precio sugerido es de 9999 pesos y aún no está definido el valor por operador.

a la luz del día, sin efecto

A continuación, misma foto con diferentes efectos. Y un Stop Motion realizado con fotografías con luz artificial con la cámara del Sony Xperia XA1.

 

Por último, una galería con las mismas tres fotos, sacadas con diferentes efectos.