Todo comenzó en 2010, a partir de un chiste de un usuario que combinaba el estilo característico de Piet Mondrian con el juego de arcade “Pong“. La propuesta del usuario fue realizada como parte del desafío Make Art More Awesome de la junta de b3ta.com. Y si bien a partir de allí hubo muchos GIFs animados que lo representaban, ninguno permitía jugar verdaderamente al PONG, hasta ahora.

La artista Kristiana Hansen lo convirtió en un juego interactivo bajo el nombre de MondriPong y lo puso a disposición de la red.

Se puede jugar aqui. El videojuego, como verán, está basado en cuadros originales de Mondrian. Hansen lo explica en su página a partir de las siguientes versiones.

Para encontrar obras de artes devenidas en videojuegos similares, les recomiendo visitar a los talentosos B3ta, que llevan a cuestas el desafío de convertir piezas famosas de arte en videojuegos, o videojuegos clásicos en arte. De allí surgieron Space invade la Mona Lisa y Mario el Louvre.

Desde hace tiempo los videojuegos entraron al salón del arte. De hecho, en el 2013  el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York presentó algunos títulos entre sus exposiciones. En su momento, la exposición incluía trabajos de los pioneros de Atari, Taito y Ralph Baer, así como de la comparativamente más joven empresa Mojang. Y también:

  • Magnavox Odyssey (1972)
  • Pong (1972)
  • Space Invaders (1978)
  • Asteroids (1979)
  • Tempest (1981)
  • Yar’s Revenge (1982)
  • Minecraft (2011)

El año pasado, la Fundación Telefónica presentó su exposición Play The Game. Y Objeto A, una galería de arte, está constantemente ahondando en dicha área con diferentes muestras entre las que se destaca Game On!.