En vez de sacarse fotos, editarlas, tunerarlas y subirla a las redes sociales, Amalia Ulman hizo un experimento y creó “Excelencias y perfecciones”, un proyecto donde ella asumiría un papel de estereotipos en Instagram, usando las tendencias más populares en las redes.

En vez de sacarse fotos, editarlas, tunerarlas y subirla a las redes sociales, Amalia Ulman hizo un experimento y creó “Excelencias y perfecciones”, un proyecto donde ella asumiría un papel de estereotipos en Instagram, usando las tendencias más populares en las redes. A saber:

  •  cute girl (chica bonita)
  • sugar baby (joven mantenida por su amante) y
  • life goddess (diosa de la vida).

Y para darle vida, creó una ficción en la cuál su relato fue mostrando como Amalia se peleó con su novio de hacía mucho tiempo, se mudó a una gran ciudad, se drogó, se operó, se autodestruyó, se disculpó, recompuso su vida y se enamoró nuevamente.

En todo el lapso de tiempo que le llevó esta metamorfosis visual a través de Instagram y que terminó el 19 de septiembre de 2014, Amalia cosechó 88.906 seguidores en Instagram.

Una vez finalizado este lapso, le contó al mundo que su populosa cuenta de Instagram habíAmalia1a sido una actuación para una obra de arte.

Lo interesante del proyecto, que está inmerso dentro de una problemática que aún está comenzando a suscitarse, son las herramientas que utilizó para darle veracidad. Usaba hashtags habituales entre las celebridades de Instagram como “ser uno mismo” y “haz lo que amas”. Ni hablar del glamour que le imprimía a sus fotos, dentro de lugares lujosos como si ella fuera una celebridad (cuando era una puesta en escena) y lo mismo con las prendas de vestir que, en realidad, nunca compró.

Ella puso en jaque la supuesta espontaneidad de las redes. La puso al descubierto y presentó el resultado en dos grandes exposiciones en Londres, Electronic Superhighway en la galería Whitechapel y Performing for the Camera en la Tate Modern,

Identidad en línea y fuera de línea. Manipulación en plataformas de medios sociales y la reproducción de estereotipo de género, son las líneas que atraviesa este gran trabajo de la artista argentina Amalia Ulman.

Aquí podés ver el sitio de Amalia

Aquí, el Instagram.