Una vez más Barcelona se llena de tecnología móvil en su nueva edición del Mobile World Congress. Algo a lo que prestarle atención si les interesa el mundo de los negocios, la conectividad o la última tecnología relacionada con movilidad. Este año, su lema es “Creating a Better Future”, en lo que respecta a conectividad, claro está.

Este año, las empresas encargadas de presentar sus nuevos teléfonos serán Samsung, que presentará el S9 el próximo 25 de Febrero, con animojis, 3D emojis, parlantes estéreo y desbloqueo facial; Sony dará a conocer el sucesor del Sony Xperia XZ Premium, apodado según los rumores el Xperia XZ Pro; Huawei presentará un teléfono o wereable pero no su tope de gama (el Huawei P11 o P20), reservado para París el próximo 27 de Marzo en un evento privado y LG una nueva versión del LV V30. También otras marcas presentarán sus gamas medias, como se rumorea hará Lenovo/Motorola con su MotoG6, aunque también lo haga con su Moto Z3 Play, pero no hay información oficial.

En cuanto a las tendencias, 5G seguirá liderando la innovación. Es que hace años se viene hablando de la próxima tecnología de conectividad, solo que cada vez estará más cerca. Por ejemplo, según informan los amigos de Hipertextual, en España el Gobierno anunció la licitación del espectro necesario para el 5G, que es el que corresponde a la banda de 700 MHz, la cuál tendrá que ser liberada. Esta tecnología, antes de ser extendida, deberá contar con una gran inversión y regulación al respecto. Argentina, por ejemplo, está en pañales en dichos tres pilares. En el mundo, Qualcomm, AT&T y Telefónica ya empezaron a trabajar.

Otra de las tendencias que seguirá estando presente en la Mobile, es la inteligencia artificial. Sí, volveremos a ver lo mismo (cepillo de dientes, casas y heladeras inteligente), aunque la esperanza es que, este año, se muestre algo más real y accesible para el grueso de los usuarios. Lo mismo con la realidad aumentada y la virtual.

Si bien desde hace años se viene celebrando esta feria en la ciudad de Barcelona, ya hay Plan B para sus organizadores. La GSMA baraja Dubái como destino alternativo en caso de que empeore la situación política en Cataluña.  El año pasado la MWC se convirtió en el segundo evento por visitantes de España después de Fitur, con 108.000 asistentes en 2017 pero con un impacto económico muy superior: 465 millones de euros.