Con una interesante estrategia para comenzar a activar el concepto de Internet de las Cosas, Personal presentó Bipy, un reloj inteligente para que los chicos puedan estar conectados con sus padres a través de un dispositivo tipo reloj.

Si bien este tipo de gadgets existen desde hace tiempo, la estrategia de la compañía es ofrecer un servicio integral: el reloj a un precio económico con un plan de 100 pesos para otorgarle autonomía al dispositivo. Tiene una batería y performance aceptable para el uso especificado.

Bipy está dirigido a niños desde los 4 a los 10 años, una franja etária que aún no tiene autonomía para tener un teléfono celular pero que tiene su autonomía más allá de lo que hacen los padres. El reloj-celular usa sistema operativo Android con una arquitectura construida para los más chicos. Es decir, sólo podrán acceder a las aplicaciones disponibles para ellos, que son: hablar por teléfono con los números designados, enviar mensajes de voz, tener la geolocalización activada, establecer zonas seguras con alarmas en caso de traspasarlas, ofrecer el historial de su recorrido y sacar fotos o videos tipo selfies desde una camarita ubicada en la parte superior del reloj.

Toda esta información estará disponible en el celular de los padres o responsables.

El precio de lanzamiento de Personal Bipy es de $1999 con un plan de $100 por mes, que incluye llamadas y SMS para los contactos preestablecidos y 60MB de datos. Está disponible desde el 9 de mayo en todo el país, aunque presencialmente se podrá comprar en AMBA, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Rosario. En el resto, a través de la Tienda Personal en www.personal.com.ar.

El reloj, en la muñeca del niño o niña, tendrá la función de SOS para realizar una llamada de emergencia o funcionará como un teléfono celular con contactos seleccionados previamente. También podrá enviar mensajes de voz a esos mismos contactos y responder a los mismos, tanto con grabaciones o texto. El reloj tiene una cámara pequeña cámara giratoria de 90° de 2Mp para sacar fotos o videos y descargarse en la computadora posteriormente, a través de un cable USB.

En la aplicación de los padres, se podrá acceder a información de la ubicación del dispositivo en tiempo real, administrar los contactos a los que llamará el pequeño usuario y desde los cuáles puede recibir llamadas y administrar llamadas de voz tradicionales. También, hacer una llamada para escuchar lo que sucede en el entorno del niño. Tiene la posibilidad de configurar zonas seguras para moverse y activar la función de proximidad a través del puerto Bluetooth, para generar alarmas si el niño o niña se distancian de los padres. Se pueden configurar hasta 10 relojes en una sola aplicación y visualizar todos los datos desde la misma interfase.

La estrategia de Personal para este año, según informaron en la presentación, se ampliará a otros dispositivos enmarcados en el concepto Internet de las Cosas, como un reloj para personas mayores o que necesiten alarmas especiales y un trackeador para mascotas, además de una pulsera para hacer actividad física.