Cada vez que una aplicación se actualiza automáticamente en tu teléfono, trae sorpresas, pero nadie te avisa. Es el caso de la última actualización, en Argentina, del mensajero de Facebook y tiene que ver con la opción de tener una “conversación secreta”. 

Los remitentes deben seleccionar un único dispositivo donde usar esta opción, como por ejemplo el teléfono celular: funciona como un idea y vuelta entre dos terminales y no entre dos cuentas. Los mensajes privados, pueden desaparecer cuando el usuario lo indique, desde algunos segundos hasta un día entero una vez que el destinatario lea o vea el contenido.

Otra de las novedades es la posibilidad de reportar abuso en los contenidos de los mensajes secretos. En ese caso, estos no sólo no se borrarán sino que serán retenidos para informar a la compañía sobre su peligro. Si bien desde Facebook aseguran que no los podrán leer, si el usuario desea “citar” el mensaje o imagen abusiva, podrá hacerlo. El sistema de mensajes extremo a extremo funciona igual que en Whatsapp Messenger: encriptación de punto a punto.

El próximo paso en el micromundo del mensajero de Facebook, será jugar desde allí al Pac-man, Space Invaders o Galaga y también acceder a las noticias.

 

 

 

 

 

 

 

Algunos datos interesantes sobre esta plataforma, usada por 1.000  millones de usuarios, o al menos, descargada por esa cantidad.

Se envían, por mes:

  • 17.000 millones de fotos
  • 380 millones de stickers
  • 22 millones de GIFs animados.
  • 10% de las llamadas se hacen a través del mensajero