Durante más de un mes usé como teléfono de prueba y cabecera el Moto G 5 Plus y puedo asegurar que sus aspiraciones de gama alta, siendo en realidad de segmento medio, las cumple.

En primer lugar, porque su procesador no se queda atrás, con un chip de ocho núcleos Qualcomm Snapdragon 625 de 2 GHz. Esto sumado a los 32 GB (ampliable a 132 GB) con los que viene de fábrica y 2 GB de RAM lo hacen un teléfono de batalla que no se queda corto cuando le instalás aplicaciones de más.

Pero lo más destacable de este teléfono, que por más uso se le dé, es su batería: no defrauda y resiste todo el día sin necesidad de ser cargada nuevamente, una rareza en cualquier smartphone al cuál se lo cargue de aplicaciones de uso constante de recursos. Tiene 3000 mAh y cuenta con carga rápida, que mejora aún las cosas. No es necesario dejarlo cargando de noche, en sólo dos horas renueva toda su carga, o bien, en 15 minutos, 6 horas de batería de un tirón. Todo esto tiene varios beneficios, teniendo en cuenta que ningún smartphone de gama alta, salvo los últimos lanzados, supera esta prueba. Y también superó la prueba de no recalentar mientras se está usando intensivamente el teléfono y tampoco, mientras se lo está cargando.

Su cámara es ágil y rápida, pero modesta en su resultado cuando hay poca luz si la comparamos con un gama alta. Rápida porque tiene un sistema llamado Dual Autofocus Pixels para foto rápida. Tiene de resolución trasera 12 MP y f/1.7 por lo cuál mejora el rendimiento un 25% con respecto a la generación anterior cuando los entornos son oscuros. También graba en 4K.

El diseño, por su parte, también es para destacar porque es el primer gama media fabricado en aluminio. Es delicado y los colores disponibles (dorado y gris) ayudan a que lo sea.

Viene con Android 7 Nougat y el lector de huellas dactilares con la función One Buttom Nav que es la posibilidad de navegar con un botón, tanto para ir para atrás, inicio o a aplicaciones recientes, además de funcionar como botón de desbloqueo con la huella del dedo que seleccionemos.

También incorpora en un gama media las características MotoAcciones y MotoPantalla para tener notificaciones inteligentes en pantalla. 

La pantalla de 5,2 pulgadas, además de grande, permite aprovechar su extensión con sus funciones de uso con una sola mano. Tiene gran resolución y reproduce video en calidad full HD 1080p. Viene con un film protector de vidrio que a su vez está hecho con Gorilla Glass 3 para aguantar cualquier golpe cotidiano. En mi caso lo rallé, pero el film, la pantalla quedó intacta.

El último dato destacable es su precio: 7.000 pesos con operadoras u 9000 liberado. Sin dudas, una gran opción para este segmento de teléfonos. Motorola, de Lenovo, nunca defraudó con esta gama de smartphones y con esta apuesta de un celular con prestaciones y diseño de las grandes ligas, promete seguir siendo su caballito de batalla.