Rapidez y transparencia son los dos argumentos más utilizados para apoyar al voto electrónico y su hermano menor, no por eso menos problemático, la boleta única electrónica (BUE). Sin embargo, en los países con mayor índice de desarrollo humano del mundo, salvo algunos distritos de Estados Unidos, no se utiliza este sistema de votación.

La semana pasada comenzó a circular por las redes una imagen ISO (de un CD) del software del sistema de voto electrónico usado en Salta el 13 de agosto de 2017. El archivo, que aún está disponible en Internet, se puede descargar de una página que muestra esta imagen.

Se trata de una imagen de CD/DVD que correspondería al utilizado en las PASO de Salta. El Poder Judicial de Salta negó la posibilidad de que se haya filtrado el código, hecho que sería comprobable tan solo comparando el sistema que está subido en las redes y el utilizado en la votación.

El peligro de esta filtración no es la filtración en si, sino que el sistema es vulnerable. Un sistema cerrado, que no puede ser auditado por cualquier ciudadano como indica la constitución, que puede ser hackeado, vulnerado y modificado, no aporta ninguna seguridad a la transparencia de las elecciones.

Salta utiliza el sistema de Boleta Única Electrónica desde 2009. Telam consultó a fuentes judiciales no especificadas, que señalaron que el archivo difundido en la red es del código fuente de las máquinas de voto electrónico que se emplea en la provincia, sino una copia del DVD de la elección. También hicieron hincapié en que que días antes de las PASO se hizo una audiencia previa a la audiencia de pantallas, donde se exhibió el código fuente a todos los apoderados de las fuerzas políticas, en donde se analizó este código fuente, que luego se grabó en el DVD maestro.

El paso a paso de la BUE

La boleta única electrónica consiste en un sistema informático en el cuál el votante elige en una pantalla táctil digital una opción en una boleta única para luego generar la impresión de su elección. Durante el proceso de impresión de la boleta, la información seleccionada se graba de forma digital en un chip que permitirá confirmar el voto a través de un verificador de voto, con solo acercar la boleta al mismo.

De esta manera, la máquina entonces registra en forma escrita y electrónica la información en la boleta electrónica.

Tras muchos años de prueba, Alemania, Holanda, Finlandia, Irlanda, Kazajistán, Noruega y el Reino Unido desistieron del voto electrónico por las siguientes razones:

  • se vulnera la fiscalización del proceso electoral por personas sin conocimientos técnicos. El ciudadano no tiene la capacidad de verificar el software.
  • el voto secreto es vulnerable y se puede violar
  • requiere grandes inversiones
  • no es transparente

En la Fundación Via Libre hay extenso material para leer sobre el Voto Electrónico, Boleta Unica Electrónica o cualquiera de los nombres que se le de a la digitalización de la votación.