Estoy probando un pequeño disco pequeño y liviano (de 245 gramos), aunque de gran tamaño interno, que me permitió hacer borrón y cuenta nueva en la manera que hacía backup. En primer lugar, porque los discos externos que utilizaba eran grandes, pesados y con enchufe o doble conexión y su capacidad me había quedado corta. Claro, años atrás, un disco de 500 GB era un bodoque. En segundo, por la relación precio-calidad que hoy tiene hacer un backup. MyPassport, de WD, cuesta desde 1399 hasta 3300 pesos según el tamaño.

Por último, además de liviano, fue creado en conjunto con el diseñador suizo Yves Béhar y como verán, es atractivo.

El que les presento en esta nota es ideal para repasar adonde tenemos guardados nuestros recuerdos, pues, es sabido que los dispositivos de almacenamiento que usábamos, desde CDs, DVDs y los primeros almacenadores portátiles, fallan con el tiempo.

¿Qué hago en 4TB de espacio? Primero la emoción de tener espacio y velocidad. Segundo, la necesidad de esquematizar el backup porque sino la información convivirá mezclada y seguirá siendo complicado acceder a ella. Es más, según el World Backup Day el 30% de las personas nunca hicieron una copia de seguridad de sus datos, se pierden o roban 113 teléfonos por minuto, el 29% de las causas de pérdida de los datos son accidentales y una de cada 10 es computadoras con un virus por mes.

¿Qué tiene este disco de particular? Además de espacio, ofrece

  1. la posibilidad de hacer copia de seguridad automática de las fotos, vídeos, música y documentos a través del software WD Backup. Al igual que los diferentes sistemas operativos, permiten elegir día, hora y frecuencia.
  2. Protección mediante contraseña a través del cifrado de hardware AES de 256 bits incorporado, junto con el software WD Security. También tiene un mensaje que dice “Devuélvalo si lo encuentra” al solicitar la contraseña.
  3. Garantía de tres años.
  4. Velocidad de lectura y transferencia de datos. Se conecta con USB 3.0
  5. Compatibilidad con Windows, Mac, Linux.

En mi caso siempre prefiero no utilizar los programas de los discos rígidos sino los de la computadora. Es más, prefiero realizarlo a mano y la seguridad mantenerla de otra manera. Pero siempre, y hoy, es muy simple realizar backup automático o manual.

El cable que trae el disco rígido es propietario y la velocidad de transferencia es muy buena, un poco más baja que la que dice en su manual, pero veloz al fin.

Viene en negro, rojo, azul, blanco, naranja y amarillo.