Una muestra que no necesita análisis, una nota que no necesita descripción pero sí una pequeña historia, la de Melissa Kaseman, la fotógrafa a la cuál se le ocurrió hacer la muestra “tesoros de bolsillo de preescolar”. Algo tan simple y tan grande como hurgar en los bolsillos de niños de 3 años. Algo que se le ocurrió cuando observó los pequeños ¿y caóticos? objetos que tenía su hijito Calder cuando volvía de la escuela.

Pero la idea terminó de gestarse cuando murió la madre de Kaseman y las pertenencias de los bolsillos de la última campera que había usado, también significaron algo.

Preschool Pocket Treasures, su nombre en inglés, capta el crecimiento y la evolución del dueño del bolsillo. En el aso de los niños, etapas efímeras y mágicas. 

En la página web de Kaseman las fotos de los tesoros de Calder y en esta muestra virtual, también..

Años atrás, Lisa Bauso y su marido Jose crearon “Bella’s Pocket”, un libro pergeñado a partir de un objeto de su hija, un pequeño caballito con una pata rota, un polvo de hadas y pastillas escondidas en algún lugar. Durante meses, los padres de Bella fueron guardando en Ziploc los objetos de la niña de 7 años. En el libro, la curaduría y la explicación de los mismos, la hace ella misma, a los 12. La muestra se puede ver aquí y el libro, comprar.