La manera en que consumimos noticias y productos de contenidos dio un vuelco grande en los últimos años. Pasamos de los diarios, la radio y la TV, a los sitios (o periódicos en internet) a las redes sociales y de allí un tun tun de links que desestructuraron al más meticuloso de los obsesivos. De pronto, nos asqueamos de noticias clickbait con títulos engañosos que poca información al respecto, fake news y la página de “suscribite para seguir leyendo”. Porque los medios que pagan a sus periodistas, tienen que sobrevivir.

Analizando la cantidad de opciones me di cuenta que si, a nivel personal, no genero un sistema, quedo desinformada. En mi caso no miro tele, escucho radio en general cuando voy en el auto o me baño (tengo una radio AM-FM en el baño) y me hice fanática de los newsletters. Así es que encontré una nueva modalidad para informarme. Me suscribí a muchos, intento abrirlos y pispearlos por la mañana e ir abriendo en mi navegador las notas que me interesan. La experiencia es mucho mejor: lo sólo notas producidas, sean locales o extranjeras. Después, en las redes, puedo ir haciendo click en todo lo que me interesa y caer presa del “notas relacionadas” y “qué fue de la vida de…” o por qué Melisa Sue Anderson no se ve igual que hace tantos años (odio esas notas, de hecho me replanteo no  hacer más click allí por machistas).

Y lo mismo ocurre en mi blog. Semanas atrás una persona poco informada me dice “los blogs murieron”. No me voy a poner a discutir en las redes la renovación del periodismo de vanguardia (y no lo digo por este espacio tradicional que es LadoB) sino por la gran cantidad de recursos que se vuelven a probar una y otra vez. De hecho, estoy probando todo el tiempo qué hacer aquí en el blog, a quien le hablo, para quien escribo. Siempre necesitamos a los lectores para que nos orienten porque nadie tiene tiempo de leer. La gente entra y se va de todos lados en segundo.

El revival de los newsletters

Bueno, apostemos por la calidad, por escuchar a la audiencia, por nutrirnos. Por eso, aquí un listado de recomendados informativos que espero me ayuden a completar. ¿O acaso no nos la pasamos pidiendo “qué serie ver en Netflix” de manera colectiva?

The New York Times ofrece muchas opciones de newsletters

Newsletters:

Medium Daily Digest: La plataforma tiene gran y rico contenido, ofrece diferentes opciones diarias o semanales para poder acceder a las noticias desde el correo.

The New York Times: El boletín del diario en español, simple y con un resumen de algunas de las notas.

Página12: Un un punteo de notas publicadas en el portal y el diario. Misma experiencia que acceder desde la web.

Cómo funcionan las cosas: Newsletter semanal de Valentín Muro que tiene su réplica en Medium unos días después, pero sin el comentario editorial de cada semana.

Observando: Newsletter de Axel Marazzi que se publica los domingos con los temas de tecnología más relevantes de la semana.

Es solo una pequeña lista, que agradeceré sea ampliada por todos 🙂