Los juegos temáticos tienen ese no se qué, mezcla de volver a la infancia con la posibilidad de viajar en el tiempo. Esa es la nueva propuesta de Juegos de Mente junto a Google.  Ambas empresas desarrollaron una nueva edición de sus juegos de escape para potenciar el ingenio con la inteligencia artificial de la tecnología.

“Leonardo Da Vinci vivió los últimos años de su vida en el Castillo de Clos-Lucé de Amboise, Francia. Recientemente, un grupo de exploradores e historiadores hallaron en el castillo una habitación secreta la cual se cree esconde la bitácora personal de Da Vinci con todos sus secretos e inventos que jamás vieron la luz. En medio siglo nadie pudo descifrar y superar las trabas y acertijos que protegen el paradero exacto del libro… pero en estos últimos 500 años nadie tenía un smartphone :))” explican en el sitio de Experiencia Da Vinci.

 

El juego se inauguró el 6 de junio en una nueva sala ubicada en el Buenos Aires Design, Recoleta. Se trata de un recorrido por algunas pocas habitaciones entre las cuáles los participantes deberán encontrar pistas para lograr ir superando los enigmas y llegar al final del circuito cerrado. Como el resto de los juegos de escape, la duración máxima es 1 hora y los que se prestan a develar las incógnitas, deben arreglárselas sin ningún material extra. Sin embargo, en este caso, las pistas se resolverán sólo a través de un celular con determinadas herramientas de Google.

Y aquí entra en juego la inteligencia artificial y el concepto de machine learning. Algo que, aunque no seamos constantemente conscientes, utilizamos todos los días cuando navegamos por Google, Google Maps, usamos Google Street View, Gmail, Google Fotos o el traductor de Google y muchas más herramientas. El aprendizaje automático consiste en el desarrollo de algoritmos informáticos que aprenden de la experiencia, capaces de educarse a si mismos sin necesidad de la intervención de un ser humano. Por ejemplo, lo que sucede con Google Translate o Google Assistant, que a medida que pasa el tiempo optimizan su procesamiento del lenguaje natural. Algo que también es útil en otras áreas del desarrollo informático y más aún, porque se trata de plataformas de código abierto que pueden ser aprovechadas por los programadores de todo el mundo, a través de la librería Tensor Flow.

Otro ejemplo es Google Translate, el traductor de la compañía, que ha mejorado desde que se le aplica machine learning y redes neuronales. O Google Assistant, un asistente virtual que se basa en la inteligencia artificial y el procesamiento de lenguaje natural. Por ejemplo, cuando buscamos en Google fotos una imagen con una palabra clave: playa, perros o bebés. De eso se trata.

A Tensor Flow se le suma Auto Machine Learning, otra herramienta que aplica el concepto que las redes neuronales pueden crear otras redes neuronales. Su uso no es exclusivo de aplicaciones de celular, sino que es muy útil para la medicina (se utilizó para mejorar el algoritmo que detecta la propagación del cáncer de mama a los ganglios linfáticos adyacentes) o para clasificar cualquier tipo de objetos y conceptos.

Una experiencia que acerca a los más chicos (y grandes) a la posibilidad de interiorizarse sobre la vida y obra del polímota Leondardo Da Vinci. ¿Polímota? un artista multifacético que oficiaba de pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista.

Con respecto a la experiencia Da Vinci del juego de escape, las únicas salidas a los acertijos serán, justamente, a través de estas herramientas. La propuesta está diseñada para un equipo de entre 2 y 4 jugadores y para participantes de 12 años en adelante. Su precio, 899 pesos en total.

#SORTEO: Quienes quieran participar por una experiencia en éste u otro juego de escape, pueden hacerlo desde aquí o aquí.